Guillermo Nicolás Traverso, nació el 23 de febrero de 1982. Desde muy chico dibujaba y pintaba, ya que tanto en su casa o como en la de su abuelo siempre hubo libros de arte que le despertaban interés.

Su abuelo, un aficionado de la fotografía le transmitió la pasión por este arte. Sus padres, ambos actores vocacionales, le marcaron el camino de la expresión y la sensibilidad propias del artista.

De niño ganó un concurso de dibujo, lo que sembró en él el sueño de sumergirse aún más en el mundo del arte. Más adelante decidió seguir la carrera de diseño , que finalmente no completó. No obstante, esos años de estudio le devolvieron la creatividad e imaginación que vislumbraba en su niñez.

Durante un tiempo se instaló en Bariloche y mientras trabajaba en un restaurant pintó en tinta sobre papel aquellos hermosos paisajes que los deslumbraban. Así combinó, en esos tiempos, el arte con su otra gran pasión: la gastronomía. Realizó algunos cursos y, mientras trabajaba en un conocido restaurant en Buenos Aires, estudió en la Escuela Argentina de Fotografía (E.A.F.), recibiéndose de fotógrafo profesional en el año 2006.

Fruto de esta historia de búsqueda artística, que nunca descansa, su obra se caracteriza por la diversidad. A la fotografía se une la utilización plástica de variados materiales y técnicas no convencionales. Entre sus obras más destacadas se encuentra la serie de pinturas de animales abstractos, en las que se funden las formas con excéntricos colores, las intervenciones de objetos cotidianos y las pinturas con tinta. Como fotógrafo, su pieza "Por una cabeza" fue seleccionada en el 1er Salón de Fotografía de la Ciudad de Mercedes.

Realizó en 2011 una muestra individual de sus mejores pinturas y fotografías en el Centro de Asistencia Mercedes y otra colectiva de fotografías en el Movimiento Cultural El Limonero de Mercedes. En 2012 expuso su serie de pinturas de animales en el teatro Talía mercedes.